La Tecnología en el Aula: Desafío y Ciencia

Post 77 of 77

Seguir siendo un escolar debe ser la ambición secreta del maestro

Gaston Bachelard

En la actualidad ser docente implica poseer un espíritu visionario y renovador con una característica insustituible: ser científico. Los profesores debemos poseer una mentalidad triunfalista que ante cualquier obstáculo nos demos a la tarea de encontrar una meta visible y alcanzable. Durante mucho tiempo exprimimos hasta la última gota de los inseparables compañeros “gis y pizarrón”, que fueron y siguen siendo indispensables en un alto porcentaje de espacios educativos. Quedarse en esta etapa sería como adelantar la muerte del moribundo. Para renovar mi espíritu visionario fue indispensable recopilar el material que me ayudara en la labor de guía, y en la adquisición del conocimiento para aplicar la tecnología en el aula. No porque no fuera capaz de hacerlo sin esta ayuda y con las herramientas tradicionales; más bien fue el deseo de los alumnos y sus inquietudes las que me orillaron y me exigieron un cambio en el campo del conocimiento.

(…)

Navegar en la supercarretera de la información es parte de la cultura de una generación del nuevo milenio. La visión del alumno crítico se fortalece con el manejo de la computadora en el aula. El escolar ya no representa el automóvil que llega a la gasolinera con el tanque vacío para que lo llenen de combustible y así estar en condición de responder a la directriz que el profesor le ha trazado. En la actualidad podemos darle a los alumnos un contenido y, por iniciativa propia, investigan más allá de lo que el maestro pide. Es verdad que no todos los alumnos tienen la misma fortaleza para hacer suyos estos ejes del conocimiento tecnológico; cierto es que no todas las escuelas cuentan con este apoyo didáctico de punta, y que sus alumnos no tienen la oportunidad de apropiarse de estas habilidades, pero los que contamos con este recurso, seríamos únicamente lazarillos si no les diéramos a conocer la luz que puede llevarlos a una disciplina formativa para que adquieran un enfoque crítico.

Es posible que el número de máquinas que ahora tenemos no sea suficiente, y que en algún momento necesitemos pedir a las autoridades educativas más apoyo en este rubro. Mi propuesta es olvidar lo que ha quedado atrás, para proseguir hacia adelante, hacia la meta que tenemos frente a nosotros. Luchar con el mayor esfuerzo contra la adversidad, fijando la vista en un objetivo claro y alcanzable: utilizar y aprovechar al máximo la tecnología en el aula.

(…)

La tecnología en el aula puede llegar a ser fundamental, indispensable; valiosa para la presentación de un tema o la confirmación de los conocimientos adquiridos por los escolares. Incomparable en la gran variedad de formas, diseños, colores, movimientos. Pero no puede sustituir la calidez humana que expresamos a los alumnos; esta afectividad, emotividad, cariño y comprensión no puede ser desplazada por la tecnología, por muy avanzada que sea.

Compañeros maestros: utilicemos la tecnología sin temor, aprovechemos al máximo su eficacia, su aportación. Pero tengamos en mente que la tecnología fue creada por el ser humano; por el que piensa, por el que aprecia, por el que siente la afectividad y la sensibilidad de los alumnos.

Instruye al niño en su camino y, aún cuando fuere grande, no se apartará de él

Salomón

Prof. J. Fernando Calderón Torres
Responsable de Red Escolar.
Escuela Primaria Profr. Enrique García Gallegos
Morelia, Michoacán de Ocampo

vía: http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/Revista/03/articulos/07.html

This article was written by AulaTIC

Sitio Web de reflexión y difusión de las aplicaciones de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en el Aula y en los procesos de aprendizaje-enseñanza. Además, ofrecemos servicios informáticos para la Educación.

MENU